Últimamente

Últimamente tengo muchas ideas que me dan vueltas en la cabeza.. de esas que resuenan día y noche, como una canción que sabes que las conoces, se te pega y las podes tararear, pero al momento de cantarla a viva voz, es como si se desvaneciera en el aire.

Últimamente me encuentro pensando en el peso de la sociedad, en cómo lo afectan y condicionan a uno -quiera o no-.

Esto nació aquella vez que decidí parar un segundo esta vorágine que llamamos vida, sentarme a escuchar mi propia voz y entender muchas cosas, que todos conocemos intelectualmente, pero.. conocer es lo mismo que saber? Mi respuesta inmediata sería que no, pero otra vez.. estoy en lo cierto?

Como sea.. un día me encontré muy entera sabiendo que mis ideales estaban organizados y bien firmes, pero al segundo siguiente entendí que había llegado a ese punto en el que sí, estaba todo claro.. pero para poder contarlo a los demás. Ese día empecé a escribir… escribí sobre la naturaleza, escribí sobre pequeños detalles, escribí sobre la vida, escribí sobre el arte.. y entre texto y texto me di cuenta que todos tenían en común una cosa: ese “alguien” a quien iban dirigidas todas esas palabras, era a mí.

Muchas veces gritamos a los cuatro vientos lo que sabemos que queremos, lo que creemos correcto, los ideales que tenemos (lo cual muestra las agallas que estamos empezando a tener poco a poco), pero nos olvidamos de que esos llamados nos lleguen a nosotros mismos.

Muchas veces reclamamos esas cosas que nosotros no damos, criticamos esas acciones que nosotros hacemos, peleamos por aquello que dos minutos después perdemos y no nos damos cuenta. Estamos a unos pasos de encontrar el equilibrio entre lo que pensamos, lo que sentimos, lo que decimos y lo que hacemos.. pero aunque estemos cerca, nos falta.

Y esta última idea es un puente directo a mi otra reflexión:

todo cambia según el lugar desde donde se lo mire.. 

Hace poco escuche una frase que dice:

“Diez personas que miran a un elefante desde diez ángulos diferentes, darán diez declaraciones diferentes sobre su forma y su naturaleza. Una sola persona que mira el mismo elefante desde esas diez perspectivas diferentes podrá unificar sin problemas todas las observaciones para extraer la única conclusión posible.”

Y la encuentro con total sentido. Lo que desde arriba puede ser muy chiquito, desde abajo puede ser gigante. Lo que para unos puede ser algo mágico, para otros puede significar una pesadilla. Lo que desde lejos se puede ver insignificante, de cerca puede ser inmenso. Lo que de un lado es bello, del otro lado puede ser insulso.

Todo, TODO cambia según el punto de vista.

Un milímetro arriba, un milímetro abajo, un paso adelante, un paso atrás, un movimiento a la derecha, un movimiento a la izquierda.. todo esto puede cambiar rotundamente una percepción.

En fin.. Últimamente soy una fiel convencida de que la mejor manera de vivir es cuestionando-se todo, preguntarse y repreguntar (que nada tiene que ver con contradecir), solo así le damos espacio a nuestro yo a nuevas respuestas que nos lleven por otros caminos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

1 thought on “Últimamente”

Leave a Comment

Your email address will not be published.